Hola a tod@s y feliz vuelta de vacaciones

Hoy vamos a tratar el envejecimiento desde el punto de vista de la estructura de cada tipo de rostro según la facialista Yvette Pons.

Cada persona tenemos una estructura facial ósea y muscular distinta, y estas estructuras van a marcar la forma de envejecer de nuestro óvalo.

Debemos tener en cuenta que esta clasificación corresponde a los rostros puros, que no tienen mezcla de formas, pero much@s de nosotr@s no tenemos una forma específica sino que es más bien una mezcla de varios tipos de forma facial por lo que las características de esta clasificación no se ajustarán tan bien ni coincidirán al 100%.

A la hora de envejecer hay dos factores que nos influyen:

1. Factor genético, no podemos influir en él, nos viene innato e influye en nuestro envejecimiento.

2. Hábitos de vida, es el conjunto de cosas que hacemos que nos influyen en nuestro organismo y por lo tanto también en nuestra forma de envejecer (fumar, tomar el sol, cuidarse la piel, tipo de alimentación, ingesta de alcohol, donde vivimos, estrés…)

Respecto a la forma de vivir hay un experimento muy conocido que es el caso de unas gemelas, que comparten genética pero cada una llevaba un estilo de vida diferente (una fumaba y tomaba alcohol, la otra por el contrario no y cuidaba su alimentación, una vivía en zona de sol y no se protegía…) y con los años fueron analizando el envejecimiento de cada una demostrando que aunque compartieran genética el estilo de vida también afectaba a su estructura facial y por lo tanto a la forma de envejecer de cada una.

 

Tipos de rostro y su envejecimiento:

ROSTRO ALARGADO O TRIANGULAR

Generalmente son personas con facciones estrechas, con poco pómulo y poca musculatura, la piel con los años se va volviendo cada vez más delgada.

Tienen tendencia al envejecimiento prematuro, por una piel fina/delgada y la musculatura muy tensionada y con un mal riego sanguíneo.

Esta estructura debe hidratar mucho la piel, mejora con masajes y tratamientos tonificantes.

ROSTO OVALADO

Son personas por lo general con pómulos muy desarollados, labios carnosos, ojos rasgados o muy abiertos, piel rosada.

Tienen el sistema circulatorio más activo de lo normal por lo que sus capilares están vasodilatados (puede tener telangiectasias en la nariz y pómulos), se deshidratan con mayor facilidad y retienen líquidos.

Envejece con flacidez por el peso de la retención de líquidos y acumulación de grasa, la mejor forma de tratarlos es con drenajes linfáticos, hidratar, aportar vitaminas y minerales y ejercitando y fortaleciendo los capilares sanguíneos.

REDONDO

Suelen tener un metabolismo más lento, son personas tranquilas, coloración blanca/pálida por el poco bombeo de sangre y el estancamiento de linfa.

Los músculos son laxos y blandos por la lentitud del sistema sanguíneo, acumulan toxinas e impurezas, tendencia a la flacidez.

En esta piel hay que hidratar y nutrir, y realizar una rutina completa y constante de belleza, tratando con masajes y protocolos reafirmantes.

ROSTRO CUADRADO O RECTANGULAR

Suelen tener un tono amarillo/verdoso, pieles grasas con puntos negros, asfixiada, falta de luminosidad.

Son personas muy autoexigentes, perfeccionistas, el hígado se sobre carga por el estrés y tiene que generar más bilis.

Tienen una base muscular buena, fibrosa que con poco ejercicio tonifican pero pierden colágeno muy fácilmente, por lo que deben tratar la flacidez y el descolgamiento (ideal tratamientos de BUP)

Si quieres saber cuál es tu tipo de morfología facial y el tratamiento más indicado en tu caso,

escríbenos o llámanos y reserva cita para una valoración con diagnóstico:

911 925 770 / 633 326 646