¡Hola a tod@s!

Con la llegada de nuestra última novedad en Maikai Belleza (el tratamiento facial Vitamina C) quiero hablaros sobre las vitaminas y sus efectos en la piel:

Vitamina A:  anti envejecimiento

Esta vitamina engloba a la familia de activos conocidos como retinoides (desde el retinol hasta el ácido retinoico). Favorece la renovación celular en la piel y la síntesis de colágeno, produciendo un rejuvenecimiento global de la piel aportando suavidad, poder cicatrizante y refuerzo de las defensas naturales.

Alimentos que la contienen: huevos, mantequilla, queso, espinacas, zanahorias y brócoli, manzanas y naranjas…

Vitamina B: hidratante

Esta vitamina forma parte de la oxigenación celular y es determinante en el buen desarrollo del metabolismo cutáneo y el tejido adiposo. Además cuenta con un alto valor hidratante.

Alimentos que la contienen: hígado, pollo, carnes magras, pescado, marisco, alubias secas, semillas, germinados y nueces…

La B3 es esencial si vamos a tomar el sol ya que prepara la piel y previene las alergias solares.

La B6 disminuye la actividad de las glándulas sebáceas por lo que equilibra las pieles grasas.

Vitamina C: efecto glow

Conocida como ácido ascórbico, esta vitamina potencia la cicatrización de la piel, protege, defiende el organismo y promueve la síntesis de elastina y colágeno, ralentiza el envejecimiento cutáneo y aumenta la luminosidad y la firmeza.

Alimentos que la contienen: verduras frescas, limones, naranjas, pomelos, fresas, pimientos verdes, espinacas, patatas…

Es ideal aplicarla durante la exposición solar ya que bloquea los radicales libres, y después de esta porque repara y tiene una acción despigmentante para prevenir manchas y unificar el tono.

Vitamina E:  antioxidante

Tiene un gran poder antioxidante, protege las células, trata las cicatrices, pequeños granitos e imperfecciones, contrarresta los efectos de la contaminación, combate las arrugas y estimula el sistema inmunológico.

Alimentos que la contienen: frutos secos, aceites vegetales, aceitunas, semillas de girasol, las verduras de hoja…

Entre los 25 y 33 años, la concentración de vitaminas C y E se reduce entre un 30 y un 40% y aparecen los primeros signos del envejecimiento.

Vitamina K: activadora sanguínea

Mejora la circulación sanguínea, actúa en ojeras muy marcadas y oscuras, disimula venitas y combate la celulitis, es ideal para las pieles sensibles/reactivas, e incluso para tratar dermatitis atópica o irritaciones solares.

Alimentos que la contienen: col, espinaca, hojas de nabos, col rizada, acelga, lechuga romana y la lechuga de hoja verde…


Las vitaminas y los minerales son los mayores aliados que podemos ofrecer a nuestra piel, sobretodo cuando hay temperaturas extremas.

♥ ¡Feliz semana! ♥